El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

1. Introducción

Este artículo sobre el camino espiritual de Su Santidad Cyriaque Vallee incluye extractos de su vida, la cual inspirará y motivará a cualquier aspirante que esté haciendo esfuerzos para realizar a Dios. A través de su vida, desde su niñez hasta ahora, lo que más quiso en su corazón y fue importante en su vida fue la presencia de Dios. Con un deseo ferviente por la práctica espiritual y con perseverancia, fue estoico en todas las situaciones de la vida. Continuó con su propia práctica espiritual hasta que conoció a su Gurú, S.S. Dr. Athavale el 24 de diciembre de 1999, después de lo cual su práctica espiritual experimentó un gran salto. Este artículo narra eventos de su niñez, su posterior vida de modelo de moda, el momento en que conoció a Yoya su esposa, su rol de padre (Anastasia es su hija de 10 años), su inicio en la práctica espiritual, el sacrificio total de su vida por la misión de Dios, y el momento en que alcanzó la santidad.

Otro punto único sobre S.S. Cyriaque Vallee es que ha venido a la Tierra de la región más elevada del Cielo (Uccharswargalok). Nació con un nivel espiritual de 50%, pero más adelante su nivel espiritual disminuyó a 40%. (Esto ocurre a cualquier persona que nace de las regiones positivas más elevadas, puesto que tiene que experimentar el destino. Sin embargo, más tarde, debido a su práctica espiritual en nacimientos anteriores, puede progresar espiritualmente muy rápido y avanzar).  Entonces, S.S. Cyriaque posee muchas cualidades divinas; por naturaleza, tiene una personalidad cálida y amorosa la cual hace que otros se sientan cercanos a él. A través de los años se ha convertido en un pilar de apoyo para aspirantes espirituales en el mundo que están esforzándose por crecer espiritualmente. Al momento de escribirse este artículo (noviembre de 2014), el nivel espiritual de S.S. Cyriaque es de 73%.

2. Años de infancia

S.S. Cyriaque Vallee nació en Francia en 1971. Incluso cuando era niño se sentía atraído hacia la Espiritualidad. Su madre recuerda que cuando S.S. Cyriaque tenía alrededor de 5 a 7 años de edad, hacía muchas preguntas sobre Espiritualidad, y tenía una curiosidad innata de aprender acerca de Dios. Con mucha frecuencia jubaba en el jardín y decía en voz alta, “Estoy con Dios”.

A esa edad, S.S. Cyriaque recibía señales sobre sus propias realizaciones, y no podía comprender la razón. Sin embargo, se repetían una y otra vez en su mente, y él buscaba una explicación.  A la edad de 7 años, S.S. Cyriaque sintió que esta era tenía mucha importancia desde el punto de vista de la práctica espiritual, y que era importante que él hubiera nacido en esta época para un gran propósito.

Cuando tenía alrededor de 10 a 12 años de edad, S.S. Cyriaque a menudo oraba en la capilla de la escuela. En una ocasión, relató: “De repente experimenté una calma inmensa como si todo lo que estaba alrededor mío hubiera perdido importancia. Después de eso, sentí mucha calma durante muchas horas y no sentía ni hambre ni sed; me sentí en paz como nunca antes. Ahora, mirando hacia atrás, siento que de alguna manera me había conectado con Dios y había experimentado Beatitud por primera vez, sin entender lo que era la Beatitud.”

“En mi adolescencia, creía en las vidas pasadas a pesar de que mi religión rechaza este concepto. Como en juego, en ocasiones miraba a alguna persona y trataba de imaginar quién había sido en un anterior nacimiento”.

3. Adolescencia y modelaje

En años previos, S.S. Cyriaque había luchado con la dislexia, la cual afectaba su aprendizaje hasta cierto punto. A la edad de siete años, se interesó por aprender judo, y sobresalió en ese arte marcial llegando a obtener el cinturón negro a la edad de 18 años. También participó en varias competencias y torneos internacionales. A medida que creció, a pesar de que se desempeñó en la profesión del modelaje, su búsqueda por la Espiritualidad continuó.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

Estos fueron sus años de formación en los que él reflexionaba sobre varios aspectos de la vida. Continuó alternando entre una vida mundanal y una vida espiritual, y se dio cuenta de que las dos lo atraían. Él dice, “Cuando tenía alrededor de 20 años, creía que la mayoría de la gente que veía no era como se supone que deberían ser los humanos, y que podíamos crecer espiritualmente. Vi personas con muchos problemas y mucho dolor; pero pensaba que los humanos tenemos la fuerza para terminar esta situación de angustia y para crecer espiritualmente. Yo quería encontrar un maestro espiritual, y me atraían el Tíbet y la India, e incluso contemplé convertirme en un monje tibetano.”

“Cuando comencé a modelar, tenía 23 años y empecé a viajar mucho. Estaba en mi búsqueda, pero tenía un sentimiento interno de que el momento preciso estaba aún por llegar. Conocí diferentes grupos espirituales, pero rápidamente me daba cuenta de que no eran los caminos correctos para mí. La mayoría del tiempo, de lo único que me gustaba hablar era la Espiritualidad, y si no era así, preferiría permanecer callado.”

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee“Muchas veces podía intuitivamente percibir lo que estaba ocurriendo en la mente de otras personas, o en lo que estaban pensando o hacían a diario. Yo no sabía si era mi imaginación, pero muchas veces podía realmente sentir diferentes energías al interactuar con varias personas. Sin embargo, no tenía un total entendimiento de la dimensión espiritual y a menudo me confundía con lo que percibía, aunque muy a menudo estos sentimientos intuitivos llegaban a ser ciertos.”

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee“En abril de 1998 fui a Tokio, Japón, bajo un contrato de modelaje. Allí conocí a Yoya, mi esposa. Cuando nos conocimos, hicimos contacto visual y sentí que nos habíamos fusionado uno en los ojos del otro. No me había gustado antes el ambiente del mundo del modelaje, por lo que trataba de apartarme de todos. Sin embargo, cuando conocí a Yoya, sentí por primera vez que alguien podía atravesar mi barrera y entenderme desde el interior. Esto me sorprendió y me sentí emocionado. Al día siguiente fui a caminar al parque, y allí vi a Yoya, feliz y bailando sola. En mi mente vi una luz amarilla que venía desde arriba y la envolvía con pequeñas partículas brillantes.”

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

La relación entre Yoya y S.S. Cyriaque pronto se convirtió en una relación espiritual. Yoya tiene problemas de habla y oído, pero cuando S.S. Cyriaque la conoció, no se desalentó por ello. La mayoría de la gente no elegiría a un compañero de vida con alguna discapacidad; sin embargo, S.S. Cyriaque sintió que estas limitaciones superficiales no importaban ya que podía percibir en Yoya a una persona muy positiva. Cuando la conoció, él le dijo que le recordaba a Beethoven, que fue uno de los más famosos y más influyentes de todos los compositores y que aun así, pensaba que le hubiera gustado ser completamente sordo para poder componer mejor música. La música del Alma puede ser creada cuando uno escucha la música desde el interior. Entonces, H.H. S.S. Cyriaque tuvo un intenso sentimiento de que la sordera de Yoya era en efecto su fuerza. Era por su inhabilidad de oír que ella estaba más conectada con lo Divino y, paradójicamente, no fue nunca una limitación.

4. Inicio de la práctica espiritual – Sintiendo malestar

Conocer a Yoya ese día fue un momento oportuno que allanó el camino para su verdadero camino espiritual. En febrero de 1999, S.S. Cyriaque viajó a Milán, Italia, donde él y Yoya se encontraron por segunda vez. S.S. Cyriaque recuerda, “Esa mañana, antes de encontrarme con ella, tuve una experiencia única. Me estaba duchando feliz cantando una canción. Sin embargo, en cierto momento una voz salió de mí y repitió “Ave María” tres veces. Me quedé paralizado y se me puso la piel de gallina. Me sentí muy confundido pues sentí que no había sido yo el que había dicho tal cosa.”

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

Esa tarde me reuní con Yoya en su agencia, y luego por la tarde fui con ella y su madre, Dragana, a su casa y allí empezamos a hablar sobre Espiritualidad otra vez. Dragana y Yoya habían empezado la práctica espiritual y me introdujeron a los que es el canto. Estaba sorprendido pues recordé la experiencia que había tenido de cantar el Nombre de la Madre María, en francés, esa misma mañana en la ducha. Recuerdo que Dragana me estaba hablando sobre algunos puntos acerca de la Espiritualidad, y sentí como si estos estuvieran golpeándome desde adentro y lloré desde mi interior. Estaba perdiendo la conciencia de mi cuerpo.”

“Comencé a hacer el canto de inmediato. Recuerdo que en un viaje que hice por algunos días, mi canto sucedía todo el tiempo. Cuando regresé, invité a Yoya y a su madre a cenar en un restaurante. Dragana estaba sentada a mi derecha y durante la noche empezó a ponerse cada vez más inquieta pues pudo sentir que había una desagradable corriente eléctrica que me rodeaba. Trató de tocar mi hombro derecho y se desconcertó al sentir una corriente eléctrica que la hizo pensar que se había quemado; entonces percibió que algo extraño estaba ocurriendo. Luego, colocó su mano sobre mi frente a una distancia de más o menos 10 cm., y más adelante me comentó que no había tenido la menor idea de por qué decidió colocar su mano en mi frente”.

“En ese mismo instante, una rabia inexplicable me consumía; me levanté de la mesa y fui al baño. Estaba tan enojado, que quería romper el espejo. Más adelante, me enteré de que estaba afectado espiritualmente por los cuerpos sutiles de mis ancestros difuntos. Esta inusual experiencia de furia impulsó mi determinación de luchar contra este malestar.” [Nota del editor: Esta experiencia se describe en un estudio de caso anterior sobre S.S. Cyriaque.]

Dos o tres días después del incidente en el restaurante, fui con Yoya a su casa. Allí, Dragana me dijo que le había preguntado a S.S. Dr. Athavale sobre la razón de mi ira y qué me estaba ocurriendo, y que Él le había respondido que la causa de mi malestar era debido a los cuerpos sutiles de mis ancestros difuntos. También, que yo necesitaba cantar el Nombre de la deida Datta para aliviar el problema”.

Esta fue una de las experiencias espirituales más importantes de la vida de S.S. Cyriaque que inculcó la fe en él y lo motivó a fortalecer más su práctica espiritual. Más tarde, en 2001, por recomendación de S.S. Dr. Athavale, S.S. Cyriaque recibió sanación espiritual adicional para el malestar que estaba experimentando de S.S. Joshi Baba, un Santo de Bombay, India.

5. Primera visita a la India y boda

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque ValleeS.S Cyriaque visitó la India por primera vez en 1999, y muy vívidamente recuerda aquellos días. “En diciembre de 1999 fui a la India por primera vez, junto con Yoya y su madre, Dragana. Previamente, habíamos pedido casarnos allí.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

“El 25 de diciembre de 1999, tenía que invitar a S.S. Dr. Athavale a nuestra boda; entonces fui a Su habitación e hice una reverencia a Sus Santos Pies. Todo mi cuerpo comenzó a sacudirse y cuando Él colocó Su mano en mi espalda, unos segundos después todo se convirtió como en una bola de luz y no pude ver nada por muchos minutos. S.S. Dr. Athavale dijo: “¡Te doy una nueva vida!” y yo empecé a llorar por la emoción espiritual que sentía después de la sobrecogedora experiencia de conocer a S.S. Dr. Athavale por primera vez.”

“Tuve varios satsangs con S.S. Dr. Athavale, y nunca me di cuenta de cuánto tiempo duraban y algunas veces tampoco comprendía lo que se estaba diciendo. Algunas veces, debido a mi malestar por antepasados difuntos, no podía ver a Su Santidad o Su forma lucía borrosa.”

“Yoya y Yo nos casamos de acuerdo con la tradición Védica el 25 de diciembre de 1999. Durante los rituales Védicos, ambos tuvimos muchas experiencias espirituales que solidificaron aún más la realización de que nuestra relación era de naturaleza espiritual. Recordar que nuestro matrimonio era para nuestra práctica espiritual nos ayudó a ver que nuestra boda había sucedido por la práctica espiritual. Muchas veces me di cuenta de que Yoya realmente me estaba ayudando mucho en el proceso de eliminación del ego y de los defectos de personalidad, ya que su personalidad es opuesta a la mía.”

6. Regreso a la India y sanación a través de Santos

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

En febrero de 2001, S.S. Cyriaque y S.S. Yoya regresaron a la India por 6 meses. En ese tiempo debido a que S.S. Cyriaque estaba enfrentando malestar ancestral, sufría de un severo dolor estomacal que consumía toda su energía. Entonces, S.S. Dr. Athavale lo envió a un Santo, S.S. Joshi Baba, que practicaba la eliminación de malestar espiritual.

“S.S. Joshi Baba me dio un mantra en un pedazo de papel que debía pasar alrededor de mi cuerpo para luego quemarlo, guardar las cenizas y comerlas con un poco de aceite y miel. Después de mover el papel alrededor de mi cuerpo unas cuantas veces, el papel no se quemó. También escribió un mantra en un pedazo de papel y me pidió que lo mantuviera en pequeños amuletos atados en una cuerda roja que luego debían atarse alrededor de mi estómago”.

S.S. Joshi Baba no hablaba inglés, pero en una ocasión cuando Él estaba hablando con otra persona, S.S. Cyriaque sintió como si estuviera hablándole a él y diciéndole: “Siempre que te enfrentes con una situación difícil o lo que sea que ocurra en la vida, no temas, simplemente continúa haciendo el canto, ya que el canto es lo más importante y al final solamente el canto permanecerá”. Estas palabras quedaron en la mente de S.S. Cyriaque, que continuó portando por casi 2 años el amuleto que S.S. Joshi Baba le había dado.

Luego, una mañana mientras se duchaba, S.S. Cyriaque vio que el amuleto no estaba y no pudo encontrarlo en ninguna parte. Después de suceder esto, sus problemas estomacales desaparecieron. Por ese tiempo, S.S. Joshi Baba había renunciado a Su cuerpo. Esto reforzó el sentimiento de gratitud en S.S. Cyriaque por todo lo que S.S. Dr. Athavale y otros Santos estaban haciendo por Él.

7. Práctica espiritual en Europa

Después de regresar a Europa, S.S. Cyriaque trató de implementar los diferentes pasos de la práctica espiritual, pero el desafío estaba en manejar las responsabilidades mundanales de un hombre casado, combatir el malestar espiritual y simultáneamente continuar con la práctica espiritual. En esta fase, S.S. Cyriaque sacrificó su comodidad y sirvió humildemente en las diferentes maneras que se mencionan más abajo. Esto es lo que lo condujo a su progreso espiritual.

“Después del 2004, la energía negativa que afligía a Yoya comenzó a manifestarse casi a diario. Algunas veces yo tenía que sujetarla con toda mi fuerza para contener la violencia del brujo sutil (māntrik). En esos momentos, yo podía permanecer en una posición por una hora o más, de 2 a 3 veces al día. Muchas veces después de la manifestación me sentía muy cansado y en ocasiones tenía pequeñas heridas por el forcejeo con la energía negativa en Yoya durante manifestaciones violentas.”

“Anastasia era pequeña, tenía más o menos 2 años de edad. Una noche alrededor de las 7 p.m. la entidad negativa que creaba malestar en Yoya empezó a manifestarse y tuve que mantenerla presionada. Era la hora de la cena y Anastasia estaba llorando de hambre, pero yo no podía dejar de apretar a Yoya para atender a Anastasia. Entonces, comencé a orar a S.S. Dr. Athavale y a Dios pidiendo ayuda, y precisamente en ese momento Anastasia fue hacia el refrigerador y lo abrió ella sola (algo que no había hecho nunca pues era demasiado pequeña) y empezó a comer un sándwich que encontró en el refrigerador. Sentí gratitud por ello desde mi interior.

Después de que las manifestaciones terminaban, Yoya estaba tan agotada que tenía que dormir o recostarse. Yo también me sentía cansado después de las manifestaciones, pero tenía que olvidarme de descansar, porque tenía que cuidar tanto de Anastasia como de Yoya. Muchas veces sentía que Dios me estaba dando la energía para sobrellevar mi rutina diaria, ya que básicamente me levantaba alrededor de las 5 a 6 a.m. para ir a trabajar y a la hora de regresar a casa, la energía negativa en Yoya comenzaba a manifestarse. Algunas veces durante la manifestación yo podía permanecer estable y calmado, lo que me permitía no resultar tan afectado cuando la manifestación terminaba. En otras ocasiones no podía estar estable y quedaba afectado.

“Unas cuantas veces, cuando la manifestación era muy fuerte y las situaciones eran difíciles, Yo comenzaba a orar con mucha más intensidad y la manifestación paraba casi instantáneamente. Me di cuenta de que necesitaba hacer más esfuerzos para incrementar la oración y hacerla con más emoción espiritual y sinceridad.

“Por algunos años, del 2003 hasta el 2007, tenía yo un empleo a tiempo completo y no estaba haciendo mucho sēvā, pues principalmente estaba cuidando de Yoya. En 2007, S.S. Dr. Athavale me dijo que buscara un trabajo que consumiera menos tiempo, de manera que pudiera incrementar el seva.

A fines del 2007, nos mudamos a una nueva ciudad, llamada Chartres donde iba a comenzar un nuevo trabajo que me daría más tiempo libre. Después de dos meses vi que el trabajo no estaba yendo muy bien, y decidí renunciar. Una noche estaba hablando con una aspirante de Serbia, que casualmente me preguntó: “¿Por qué no vienes a Serbia?”. Cuando dijo esto sentí Conciencia Divina y estaba desconcertado porque yo sentía este deseo. Hice introspección intelectual sobre si sería posible mudarnos ahí. Después de consultar con Dragana, que estaba en Belgrado en ese momento, vendimos casi todos nuestros muebles, empacamos todo en un auto y condujimos a través de Europa para ir a vivir en Belgrado. El principal objetivo de nuestra mudanza era estar entre aspirantes e incrementar nuestra práctica espiritual.

“Por abril del 2008 ya estábamos establecidos en Belgrado y empecé a incrementar seva diariamente a tres o cuatro horas, pero encontraba difícil sentarme frente a una computadora por mucho tiempo. En enero de 2009 fuimos a la India para el seminario anual de SSRF, y en ese momento S.S. Dr. Athavale nos dijo que no fuéramos al ashram y permaneciéramos allí. En julio del 2009, obsequiamos nuestros muebles restantes y nuestro automóvil a los aspirantes y nos mudamos a la India con sólo tres maletas. De París primero nos mudamos a Chartres con un gran camión de 22 metros cúbicos, luego de Chartres a Serbia con un carro lleno de cosas y últimamente ¡de Serbia a India con sólo tres maletas!”

Nota del editor: Hay un dicho en la Espiritualidad que dice, que el progreso espiritual genuino ocurre sacrificando nuestra mente, cuerpo, intelecto, riqueza, y finalmente todo a los Sagrados Pies del Gurú. La vida de S.S. Cyriaque es un ejemplo de sacrificio y obediencia hacia las insrucciones del Gurú.

8. Práctica espiritual en la India y crecimiento espiritual

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque ValleeCuando llegaron a la India, primero visitaron Varanasi, donde S.S. Cyriaque tuvo una experiencia espiritual única. Se encontraban a orillas del río Ganges. S.S. Cyriaque se sentó y cerró sus ojos para hacer un experimento sutil. Ya que era su primera visita a Varanasi, no sabía que es una tierra donde se adora a la Deidad Shiva y en la que se encuentra el famoso templo Kashi Vishwanath. Durante el experimento sutil, su mente lentamente empezó a concentrarse y a sentir ondas de Conciencia Divina (Chaitanya) que venían del río y se esparcían en el medio ambiente. Él narró más adelante: “Después de unos cuantos segundos, vi una forma enorme de la Deidad Shiva en profunda meditación; me sentí confundido pues no sabía por qué estaba viendo a la Deidad Shiva, la cual emanaba una energía llena de calma y paz (Shanti). Observé que el Principio de la Deidad Shiva está presente y es muy activo en el río Ganges y en Varanasi. También me di cuenta de además de ser una parte vital de la India, el Ganges es su verdadera fuente de vida. Si el Ganges desapareciera, la India desaparecería.”

Nota del editor: Si un extranjero puede comprender la importancia del río Ganges ¿por qué los hindúes no están preservando la pureza espiritual del río y no hacen esfuerzos para mantenerlo limpio y prevenir su polución?

 

Las imágenes muestran la transformación que ocurrió en S.S.  Cyriaque, S.S. Yoya y Anastasia después de permanecer en el ashram por 4 años.

Trasladarse a la India fue en cierta manera un cambio de paradigma para S.S. Cyriaque, S.S. Yoya y Anastasia. La adaptación a una cultura, estilo de vida, alimentación, etc., completamente diferente era difícil. S.S. Cyriaque comentó: “Cuando llegamos a la India, era la primera vez que nos quedábamos por un tiempo más largo. Normalmente, por agendas relacionadas con mi trabajo, solía visitar la India solamente por 2 semanas y sólo enero de 2013 me había quedado por un mes.  con los horarios yo solía venir sólo por 2 semanas y había venido por 1 mes sólo una vez en enero de 2009. En un principio se me hizo difícil sentarme por muchas horas al día haciendo seva frente a la computadora, y al cabo de 2 meses mi mente comenzó a inquietarse.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

“Mudarnos al ashram fue un gran paso y no fue tan fácil como pensábamos, ya que la cultura es diferente. En el ashram hay alrededor de 300 aspirantes, hay varias reglas, así como limitaciones en el idioma, y la comida también es diferente. Después de los primeros 6 meses sentí que mi mente se resistía a adaptarse al ritmo en el que el seva se hace en el ashram. El Seva en el ashram se hace por muchas horas durante todo el día, todos los días y no hay día en el que podamos decir algo como ‘Hoy es domingo, voy a descansar’. En nuestro estilo de vida anterior, la mente estaba acostumbrada a que se hicieran muchas otras actividades, y por tanto quería su tiempo libro o quedarse en su zona de confort.

“Mirando atrás, puedo ver claramente por qué S.S. Dr. Athavale nos había llevado al ashram, desapegado de todo lo que teníamos, ayudado todo el tiempo a ajustarnos,y dado la habilidad de hacer seva en el ashram. Me di cuenta de que quizás esta era la única vía para que nosotros pudiéramos hacer práctica espiritual.”

Gradualmente, S.S. Cyriaque pudo adaptarse y poner esfuerzos sinceros para incrementar su práctica espiritual. Todos los aspirantes comenzaron a sentirse cerca de él; en un par de años su nivel espiritual incrementó a 62% y hacia 2012 era de 66%. Sus responsabilidades de satseva también se incrementaron. A continuación, se muestran algunas de las cualidades que se observaron en él mientras era responsable de la unidad de la SSRF y de sus actividades a nivel mundial, en el ashram.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee“S.S. Cyriaque es tan cálido; es como un hermano mayor a quien puedo contarle todos mis problemas y de quien puedo obtener ayuda en la práctica espiritual. Tiene una muy especial cualidad de nunca haberme ignorado cuando le hacía preguntas a pesar de estar ocupado y siempre trataba de resolver mi problema. Me aseguraba siempre que ocurriría un cambio en mí y que progresaría en la práctica espiritual. Me daba sus propios ejemplos cuando me explicaba cualquier defecto o incidente, lo cual me hizo sentir incluso más cerca de él. Tiene mucha emoción espiritual”. – Sra. Shweta Clarke.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

“En cada satsang, correo electrónico o en una comunicación directa, S.S. Cyriaque ayuda a los aspirantes alentándolos a perseverar, aceptar su situación o aprender algo nuevo, para que aseguren el éxito de sus esfuerzos. Yo misma lo he experimentado muchas veces, y cada vez que necesito de aliento sé que puedo pedir ayuda a S.S. Cyriaque.” – Sra. Dragana Kislovski.

“Siempre escucha atentamente a los aspirantes y trata de ayudar. Hace seva con ansias y con perfección. También trata de hacer todo a tiempo.” – S.S. Yoya Vallee.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque ValleeIncluso aspirantes que pasaron algún tiempo con S.S. Cyriaque fuera del ashram, notaron su comportamiento natural y su estado de comunión con Dios. La Sra. Bhavini Kapadia observó esto cuando S.S. Cyriaque se hospedó en su casa en Pune, en abril del 2014. “Hay una señora que viene a casa para ayudar con la limpieza. A veces, después del desayuno se veían algunas migajas debajo de la mesa y en lugar de pensar que “está la señora para limpiarlas”, él inmediatamente las limpiaba.  Así nos dimos cuenta de nuestro error y aprendimos de su ideal comportamiento. A veces mi padre iba de compras. Cuando regresaba, S.S. Cyriaque abría la puerta como un miembro de la familia; después tomaba las cosas que mi padre traía en la mano y le preguntaba “¿Está cansado? ” Y le traía agua.”

9. S.S. Cyriaque Vallee ha estado en presencia de muchos Santos y en satsangs con ellos

S.S. Cyriaque Vallee ha estado en satsang de muchos Santos y ha aprendido de ellos un conocimiento invaluable.

10. Crecimiento espiritual a través de satseva

S.S. Cyriaque progresó espiritualmente realizando satseva. Él explica los esfuerzos que hizo para hacer seva en forma continua.

“Cuando comencé la práctica espiritual en 1999, hice muy poco seva durante muchos años, por mi propio malestar y el de Yoya, y también por el trabajo y la naturaleza de mi mente. En cierto momento, me di cuenta de que todos esos años no había hecho esfuerzos en este aspecto de la práctica espiritual. Recordé que en la práctica espiritual tenemos que ofrecer el cuerpo, la mente, el intelecto y la riqueza. Ofrecer el cuerpo y la riqueza fue fácil y me di cuenta de que la mente y el intelecto se pueden ofrecer a través de seva. Empecé a hacer muchos más esfuerzos en seva y me percaté de que a través de seva podría progresar espiritualmente. Comencé a dedicarme a hacer seva, ya que me estaba ayudando a progresar y desarrollar cualidades divinas y superar mis defectos de personalidad y ego. Cuanto más seva hacía, más experimentaba un diferente tipo de estado lleno de emoción espiritual y Beatitud.

“Yo sabía que la inseguridad era el mayor obstáculo para mi progreso espiritual; especialmente me creaba obstáculos para hacer práctica espiritual por el bien de la sociedad. Aproveché toda oportunidad para superarla enfrentando cada situación o tratando de ver cómo podía superar la inseguridad en ese momento. Trataba de hacer una introspección sobre cómo hacer las cosas correctamente, cómo comportarme y actuar, y qué no hacer debido a mi inseguridad, de manera que mi mente estuviera preparada para enfrentar situaciones. Oraba con sinceridad a Dios y a S.S. Dr Athavale pues sentía que era algo que no podría superar. También hice muchas autosugestiones.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

“Tuve algunas experiencias espirituales cuando comencé a hacer práctica espiritual por el bien de la sociedad (samashṭi sādhanā). Cuando estaba dando una charla en un taller sobre la importancia de la práctica espiritual samashti, experimenté de pronto mucha Beatitud. La experiencia fue tan intensa que me di cuenta de que sólo a través de la práctica espiritual samashti podemos experimentar esa clase de estado. Empecé a hacer más esfuerzos para desarrollar cualidades y poder aprender y realizar la práctica espiritual samashti.

“Recientemente, en una reunión espiritual en la se planificaba la difusión de la espiritualidad, experimenté por primera vez una fuerte sensación de paz. Eso me dio entusiasmo para hacer más práctica espiritual por el bien de la sociedad. Así como me he beneficiado del conocimiento transmitido a través de la SSRF y de la práctica espiritual, y por la forma cómo la práctica espiritual nos ayudó a superar nuestra infelicidad y sufrimiento y nos trajo felicidad y Beatitud, así también siento que todo el mundo debería tener acceso a este conocimiento, ponerlo en práctica en sus vidas y experimentarlo.”

11. Alcanzando la Santidad

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

Progresar desde un nivel espiritual de 60% hasta alcanzar la Santidad, requiere un dedicado esfuerzo. S.S. Cyriaque pasó ese obstáculo también con anhelo y emoción espiritual. Él describe más abajo los esfuerzos que realizó. “En el año 2010, una aspirante que conocía alcanzó el nivel espiritual de 60%. Cuando vi ese momento por video y observé cómo ella sentía emoción espiritual, y cómo sentía la presencia de S.S. Dr. Athavale y mostraba gratitud, sentí mucha emoción. Me di cuenta de que estaba pensando en el 60% desde un punto de vista equivocado. Quería alcanzar el 60% por mi ego de querer llegar al 60%, pero el nivel espiritual de 60% no se trata del número; más bien, se trata de cuánto uno siente a S.S. Dr. Athavale y a Dios en su interior y cuánta emoción espiritual y gratitud uno experimenta. Me di cuenta de que estaba fallando en todos estos puntos y ese día sentí que había malgastado muchos años, entonces comencé a concentrarme en los esfuerzos que debía hacer.

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

“Hice esfuerzos para incrementar seva, aumentar mis oraciones, e intenté hacer todo de una manera más perfecta. Sentí que Dios me estaba ayudando, y que mi sinceridad estaba creciendo a comparación de antes.

“Los siguientes son los esfuerzos más importantes que traté de hacer para cambiar:

  • Traté de hacer con más seriedad el proceso de eliminación de defectos de personalidad. No escuchaba a mi mente, y muchas veces iba en contra de mi mente. Por ejemplo, si cometía algunos errores y mi mente se justificaba, trataba de ver los defectos que habían causado el error. Si tenía, por ejemplo, diferentes sevas que hacer, incluyendo algunos informes o tablas, y mi mente me decía “Esta tabla es difícil, haz el otro informe primero”, yo trataba de hacer lo contrario. Una vez estaba sentado haciendo seva por algo más de 2 horas y tuve el pensamiento de tomar un descanso y comer algo, pero entonces me vino otro pensamiento que me empujó a sentarme a hacer más seva. Sentí como que había sido la mano de Dios que me mantuvo sentado y continué con el seva.
  • Para eliminar el ego me esforzaba para no ocultar mis reacciones frente a los aspirantes y más bien decírselas. Me esforzaba también para no proteger mi imagen frente a los demás.
  • Hacía penitencia como por ejemplo despertarme a las 5:30 temprano en la mañana para hacer seva; era estricto conmigo mismo y sentía remordimiento por pequeños errores. Tengo el defecto de apurarme y de ser impaciente, y escribo correos electrónicos con faltas de ortografía, entonces hacía penitencia incluso para ese tipo de pequeños errores.
  • Muchas veces me despertaba muy temprano en la mañana para hacer seva, y me iba a dormir alrededor de la medianoche. Mi mente me decía “Debes estar cansado porque te has levantado temprano y ahora es tarde, mejor te vas a dormir “, y luego venía un segundo pensamiento que me decía que no escuchara a mi mente e hiciera lo que yo mismo sentía. A menudo me daba cuenta de que no estaba cansado físicamente, entonces en ese momento me quedaba despierto.
  • Durante ese tiempo, sentí que este incremento en la energía y seriedad no venía de mí, sino que alguna fuerte energía me estaba permitiendo cambiar mi estado usual. Sentí que era Dios quien me estaba dando esta energía y seriedad y que todo esto estaba sucediendo por Su Gracia.”

El camino para alcanzar la Santidad de S.S. Cyriaque Vallee

S.S. Cyriaque siente que su amor innato por Dios construyó un cimiento importante para su desarrollo personal, y que la práctica espiritual lo ayudó a mejorar aún más.

“Desde mi juventud, siempre tuve la sensación de que debería ayudar a los demás y darles apoyo mental. Trato de ver todo desde la perspectiva positiva de que lo que sucede es para bien. Cuando era yo joven, mi madre me enseñó que los demás eran más importantes que yo y que había más felicidad en la felicidad de los demás que en mi propia felicidad. Antes, tenía expectativas y sentía que debía ser amable con aquellos que eran amables conmigo, pero con la práctica espiritual hice esfuerzos para ver cómo se sentían los demás, comprender a los demás, y así me di cuenta de que casi todos llevamos cierta carga o sufrimiento y de que todos necesitamos atención y ayuda. Hice esfuerzos sinceros para reducir defectos como juzgar a los demás y tener expectativas, y traté de sentir más cercanía con todas las personas”.

Rogamos a los Pies del Gurú que podamos aprender de este artículo e incrementemos nuestra práctica espiritual.