1.-SPA_Past-Lives-influence-on-Subconscious-mind-and-Personality

1. Introducción al aspecto espiritual de la mente

El lado espiritual de nuestra mente es un aspecto muy importante para entender a fondo por qué la gente puede reaccionar de diferentes maneras ante la misma situación. La forma cómo reacciona una persona en una situación puede ir en contra de su personalidad. Este es un concepto desconocido para la Psiquiatría moderna de hoy, el cual limita su efectividad para ayudar realmente a una persona.

2. Las vidas pasadas influyen en la mente subconsciente y en la personalidad

¿Cómo afecta a la mente la dimensión espiritual?

En otros tutoriales, hemos dado una explicación detallada sobre cómo trabaja nuestra mente. Para comprender la mente en más detalle, recomendamos ver los siguientes tutoriales:

2.-SPA_Mind  3.-SPA_-Destiny-Tutorial  4.-SPA_Decision-making

Una persona está conformada por muchos aspectos. Están el cuerpo físico, la energía vital, la mente, el intelecto, el cuerpo sutil y el alma. El alma es el Principio de Dios que está presente en cada persona. La mente es donde se asientan nuestros sentimientos, emociones y deseos y es uno de los factores de influencia más poderosos sobre nuestra personalidad. La mente de una persona está hecha de dos partes:

La mente consciente: Es la parte de nuestros pensamientos y sentimientos de los que estamos conscientes. Sin embargo, esta parte representa sólo el 10% de nuestra mente. La mente consciente está completamente controlada por nuestra mente subconsciente. La mente consciente es como la fachada de la mente subconsciente.

La mente subconsciente: La mente subconsciente lleva consigo un sinnúmero de impresiones creadas y/o modificadas por los incidentes de esta vida y de vidas pasadas. Por ejemplo, una persona puede tener una naturaleza vengativa debido a pensamientos enraizados de venganza, que se han creado y a su vez fortalecido por significativos eventos pasados en esta vida o en algunas vidas pasadas.

Sin que lo sepamos, todos hemos vividos muchas vidas en la Tierra. Nacemos una y otra vez (nos reencarnamos) para saldar nuestra cuenta del toma y daca. Según la forma en que hayamos vivido en nuestras vidas pasadas, y la manera cómo hayamos utilizado nuestra libre voluntad en cada una de ellas, se forma nuestra personalidad. Las características de la personalidad depositadas como impresiones en nuestra mente subconsciente, se moldean y refuerzan continuamente por nuestras acciones y pensamientos en cierta vida. Si consideramos las vidas pasadas de una persona promedio y su influencia en sus defectos personales, la proporción del impacto sería la siguiente.

Vidas pasadas como un contribuyente a nuestros defectos personales Importancia en %
1000 vidas pasadas 49%
7 vidas pasadas 49%
Vida actual 2%
Total 100%

Tomemos el ejemplo del defecto de rabia de una persona en su vida actual. Como niña, puede haber mostrado rabia en la forma de rabietas. Es importante considerar que el defecto personal de la rabia de esta persona no ha comenzado de pronto en esta vida; en realidad, es una impresión que ha sido formada y fortalecida a lo largo de vidas pasadas.

  • 49% de la naturaleza de la rabia de una persona se debería a cómo ella ha cultivado el defecto personal respondiendo con rabia a varias situaciones en el curso de las últimas 1000 vidas. Al no trabajar activamente en reducir la rabia, se habría incrementado el descontrol a través de vidas pasadas.
  • Las 7 vidas pasadas habrían contribuido a otros 49% de la forma cómo la característica de la personalidad se habría consolidado aún más en la mente subconsciente.
  • Por tanto, al momento de nacer en la vida actual, el defecto personal de la rabia en esa persona estaría muy enraizada. En su presente vida, existiría un número de situaciones que se le presentarían que podrían desencadenar una respuesta airada, la cual moldearía y fortalecería la naturaleza del defecto personal. Sin embargo, tales reacciones de rabia contribuirían solamente en 2% a la forma cómo este defecto personal se desarrolló en la persona. En promedio, el 98% de la naturaleza de cualquier defecto personal se debe a vidas pasadas.

Los pensamientos generados por impresiones en la mente subconsciente constantemente bombardean la mente consciente, ya sea como respuesta a algunos estímulos externos o incluso en ausencia de ellos. Cuanto más fuertes sean las impresiones negativas, tales como la rabia, el odio, y los celos, más bombardeada es la mente consciente con pensamientos negativos, los cuales dejan a una persona en un constante estado de infelicidad y negatividad.

La mente subconsciente también contiene todas las impresiones necesarias para completar nuestro destino en nuestra vida actual. Tales impresiones están vinculadas con centro de la cuenta del toma y daca, el cual tiene un registro de todos los eventos destinados en nuestra vida (debido a vidas pasadas). Basado en nuestra cuenta de toma y daca, el centro de la cuenta del toma y daca en la mente define cómo una persona responde o reacciona ante situaciones o eventos de la vida. El destino es esa parte de nuestra vida que está más allá de nuestro control. El destino controla la felicidad o infelicidad a la que tenemos que someternos debido a los méritos o deméritos (pecados) que hemos acumulado en esta vida o en vidas pasadas. A través de la investigación espiritual, hemos encontrado que en promedio el 65% de nuestras vidas está destinado en la era actual. El destino con el que nacemos es por tanto el factor que más influye sobre si experimentamos dolor o felicidad. Una de las principales fuentes del dolor mental en nuestras vidas (que permite actuar a nuestro destino negativo) son nuestros defectos personales.

Incluso si no tenemos una cuenta de toma y daca con una persona, los defectos de personalidad pueden provocar acciones incorrectas causando dolor a otros, y por tanto crear nuevo karma negativo o cuentas de toma y daca negativas. Si causamos infelicidad a otros, según la Ley del Karma, nosotros también tendremos que sufrir la misma cantidad de infelicidad ya sea en la vida actual o en futuras vidas.

3. Las energías negativas se aprovechan de los defectos de personalidad que traemos de vidas pasadas

Muy a menudo, las energías negativas de la dimensión espiritual usan nuestros defectos personales para su provecho. Esto sucede particularmente para la gente que está poseída por energías negativas. Suponiendo que la rabia de una persona es generalmente de 5 unidades en una determinada situación, las energías negativas pueden incrementarlas hasta 9 o 10 unidades haciendo que nuestra reacción sea desproporcionada a la situación, y que los hechos sean mucho peores de lo que deberían ser. Por ejemplo, en una acalorada discusión entre el marido y la esposa, las energías negativas se pueden aprovechar de los defectos personales de ambos, y pueden hacerles decir cosas innecesarias a causa de su rabia, causando daños permanentes a su relación. Los defectos personales son vulnerabilidades de la mente (que pueden ser desarrolladas durante muchas vidas pasadas) a través de las que las energías negativas pueden afectarnos y fortalecer su control sobre nosotros.

El punto clave que se debe comprender, es que debido principalmente a nuestros defectos personales como la rabia y las expectativas, experimentamos todo el dolor que estamos destinados a sufrir. Esto se debe a los deméritos o pecados en los que hemos incurrido ya sea en esta vida o en vidas pasadas. También, por nuestros defectos de personalidad podemos crear nuevas cuentas negativas.