¿Qué es una experiencia espiritual?

 ¿Qué es una experiencia espiritual?

 

1. Definición de experiencia y de experiencia espiritual

La Fundación para la Investigación de la Ciencia Espiritual (SSRF) define aquello que se experimenta mediante los cinco sentidos, mente e intelecto como una “experiencia”. Por ejemplo, la experiencia de comer nuestro plato favorito, sentir amor por nuestro hijo, resolver un problema en el trabajo mediante el uso de nuestro intelecto, etc., pertenecen a la categoría de “experiencia”. Experimentar algo que está más allá de la comprensión de los cinco sentidos, mente e intelecto constituye una “experiencia espiritual”. Incluso si percibimos un acontecimiento mediante los cinco sentidos, mente e intelecto, pero su motivo va más allá del intelecto tangible humano, también  constituye una experiencia espiritual.

2. Experiencia frente a experiencia espiritual y cómo las percibimos

Diferencias entre experiencia espiritual y experiencia

Experimentamos el mundo tangible mediante los cinco sentidos, la mente y el intelecto. Además de los cinco sentidos, mente e intelecto de los que somos plenamente conscientes, también tenemos cinco sentidos sutiles, una mente sutil y un intelecto sutil correspondientes, los cuales, cuando se desarrollan o activan, nos ayudan a experimentar el mundo sutil o dimensión sutil. Esta experiencia del mundo sutil se conoce como “experiencia espiritual”.

En la imagen de arriba, vemos a una mujer que huele un ramo de rosas y experimenta su fragancia. Esto sería una experiencia, pues hay una fuente definida de la fragancia de rosas, es decir el ramo. En la otra imagen, vemos a otra mujer tomando su café matutino, reflexionando sobre el inicio de su jornada laboral. De repente, y sin causa aparente, recibe una fuerte fragancia de sándalo. Inicialmente la descarta, pues no puede ver de dónde viene y sigue tomando su café. No obstante, la fragancia la sigue a su lugar de trabajo y permanece con ella durante toda la mañana. Pregunta a otras personas a su alrededor si pueden olerla, pero nadie puede. Esto sería una experiencia espiritual. En este caso, la mujer realmente percibe una fragancia que emana de la dimensión sutil y la experimenta mediante su órgano sutil del olfato.

Es posible que muchos de nosotros hayamos tenido una experiencia como ésta (percibir una fragancia sin causa aparente), pero la hayamos descartado por ignorancia. Una experiencia espiritual puede también percibirse mediante los otros cuatro órganos sensoriales sutiles del gusto, tacto, oído y vista y también mediante la mente e intelecto sutiles. Esta percepción especial que obtenemos se conoce como nuestro sexto sentido. Como se mencionó anteriormente, incluso si se percibe un suceso mediante los cinco sentidos, mente e intelecto pero su razón está más allá del intelecto tangible humano, también se considera una experiencia espiritual.

  • Un ejemplo de esto sería cuando un objeto se mueve sin una causa externa aparente que pueda ser vista por alguien con sus ojos físicos (no su visión sutil). En el lenguaje común estas experiencias se conocen popularmente como paranormales. Estas experiencias se llaman “percepciones de la dimensión sutil”.

  • Pongamos otro ejemplo: el de una madre cuyo hijo está en una condición crítica en la UCI a consecuencia de un trágico accidente. Los médicos lo han intentado todo, pero el niño simplemente no responde. No prometen nada. La madre, desesperada, no deja de rezar a Dios con fervor por su hijo inconsciente. Entonces, milagrosamente y sin explicación médica alguna, al día siguiente hay una mejoría notable en el niño. Según pasa el tiempo, el niño se estabiliza y queda fuera de peligro. Aquí la condición del niño y la oración de la madre están ambos en lo tangible, pero la causa de la mejoría que desafía a la ciencia médica no se puede explicar mediante el intelecto. Experiencias como ésta también pertenecen a la categoría de experiencias espirituales.

Experiencia espiritual como Dios nos hace saber Su presencia

3. ¿Qué es el sexto sentido y cómo percibimos el mundo invisible?

Recomendamos que lea el artículo sobre el sexto sentido para una explicación más  profunda sobre cómo percibimos las experiencias espirituales y el mundo sutil, que es infinito en comparación con nuestro mundo conocido.

4. Experiencia espiritual relacionada con los cinco órganos sensoriales sutiles y los cinco elementos Cósmicos Absolutos

El mundo está hecho de los cinco elementos cósmicos absolutos (panchamahabhoota). Estos elementos cósmicos no pueden verse, pero constituyen toda la creación. A medida que progresamos en nuestra práctica espiritual nuestro sexto sentido se activa y comenzamos a experimentar estos elementos absolutos progresivamente, comenzando por los más tangibles hasta los más sutiles. Así pues, somos capaces de sentirlos en el orden de elemento Absoluto Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter mediante nuestros sentidos sutiles de olfato, gusto, visión, tacto y oído respectivamente.

La siguiente tabla muestra ejemplos de experiencias espirituales positivas y negativas que podríamos percibir mediante nuestro sexto sentido, es decir, mediante nuestros cinco sentidos sutiles.

Experiencia espiritual y los cinco Elementos Cósmicos Absolutos

Cuando una persona percibe algo mediante un órgano sensorial sutil, por ejemplo un olor, la fuente podría ser de una energía positiva como una deidad o una energía negativa como un fantasma.

5. Experiencia espiritual y nivel espiritual

A medida que nuestro nivel espiritual sigue aumentando, somos capaces de tener experiencias espirituales de niveles superiores y más sutiles.

La tabla inferior muestra el nivel espiritual mínimo necesario para ser capaz de experimentar cada uno de los cinco sentidos sutiles individuales, considerando el sexto sentido puramente como función del nivel espiritual. Por ejemplo, se puede tener una experiencia espiritual del sentido sutil del olfato en el 40% de nivel espiritual.

Experiencia espiritual y los 5 sentidos sutiles

Si bien este gráfico de barras sirve como guía para explicar la relación directa entre el nivel espiritual y los tipos de experiencia mediante los variados sentidos sutiles, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Cuando alguien adquiere una experiencia espiritual del olfato sutil, no significa necesariamente que haya alcanzado el nivel espiritual del 40%. Normalmente, se trata de un aumento transitorio en el nivel o habilidad espiritual, ya sea por práctica espiritual intensa como cantar el Nombre de Dios, estar en compañía de  Santos, etc.

  • Podría haber otros factores que contribuyen a la experiencia. Por ejemplo, si un fantasma (demonio, diablo, energía negativa, etc.) quiere que una persona perciba el olor de orina en la casa para asustarla, podría usar su energía espiritual para hacer que suceda. Esto ocurre sin el aumento necesario en nivel espiritual de la persona escogida.

  • No significa que todas las personas en un nivel espiritual del 40% vayan a percibir necesariamente un olor sutil. El nivel espiritual de una persona es la función global de muchos atributos; el sexto sentido es sólo uno de ellos. Consulte el artículo sobre el nivel espiritual.

  • Tampoco significa que estas personas puedan percibir el 100% de todas las variedades de olores sutiles disponibles o que puedan percibirlo todo el tiempo y en cualquier momento.

  • Y tampoco significa que una persona de nivel espiritual del 40% o superior vaya necesariamente a percibir una fragancia sutil. Una persona podría llegar a la Santidad (el nivel espiritual de 70%) sin haber percibido ni una sola vez mediante los cinco sentidos sutiles. Una de las razones para no recibir tales experiencias podría ser que esta persona ha tenido ya estas experiencias en una vida pasada y no las necesita ahora. Todos los Santos, sin embargo, tienen el sexto sentido que pertenece a la mente e intelecto sutiles.

También puede verse en el gráfico que el sentido sutil del tacto y del oído sólo se perciben a niveles espirituales más altos. Esto se debe a que son los más sutiles entre los cinco sentidos sutiles.

6. ¿Cuál es la importancia de las experiencias espirituales?

Los siguientes puntos resumen la importancia y los principales beneficios de las experiencias espirituales:

6.1 Generación de creencia y fe en el aspecto teórico de la ciencia espiritual

Con referencia a la cita del inicio de esta página, el conocimiento intelectual o teórico en palabras tiene sólo un 2% de importancia, mientras que el 98% restante recae en la experiencia de esas palabras. Cuando se hace práctica espiritual apropiada, basada en los principios básicos de la ciencia espiritual, se hace progreso espiritual y se obtienen experiencias espirituales. La práctica espiritual crea un puente entre el conocimiento teórico obtenido de los libros y la experiencia espiritual.

A quienes tienen curiosidad por la ciencia espiritual, la información teórica (conocimiento intelectual) sólo les sirve para desarrollar algo de creencia. Es un paso necesario en las etapas del desarrollo espiritual. No obstante, cuando se tienen experiencias espirituales, se desarrolla fe en el conocimiento teórico.

Por favor consultar el artículo sobre las etapas del desarrollo espiritual.

Es por esta razón que en las reuniones espirituales (satsang) se habla de las experiencias espirituales. Los aspirantes que asisten a los encuentros espirituales (satsang) se dan cuenta de que lo que se enseña allí en términos de conocimiento espiritual no es mera información, sino que puede ser experimentado de verdad.

6.2 Conciencia del progreso espiritual

Las experiencias espirituales confirman que como aspirantes de Dios, hemos adoptado la práctica espiritual apropiada, y tener experiencias espirituales cada vez más elevadas  confirma que hacemos progreso espiritual. Sirven como puntos de referencia y nos animan en nuestro viaje espiritual. Supongamos que fuéramos a abandonar nuestra práctica espiritual. Entonces podríamos dejar de tener experiencias espirituales. Si nos estancáramos en la práctica espiritual, dejaríamos de tener experiencias espirituales más elevadas. Por estancarnos en la práctica espiritual queremos decir hacer la misma práctica un año tras otro, sin aumentarla cualitativa o cuantitativamente. Ésta es la forma que tiene Dios de decirnos que tenemos que aumentar más nuestra práctica espiritual.

Consultar los artículos “La práctica espiritual debería hacerse diariamente” y “Aumentar el nivel de práctica espiritual regularmente”.

Nota: Cuando realizamos práctica espiritual según un camino particular, si no tenemos experiencias espirituales en tres años deberíamos preguntar a una persona evolucionada espiritualmente, por ejemplo un Santo, si nuestro camino escogido es correcto o no. Si no tiene acceso a un Santo, por favor lea nuestro artículo sobre cantar el Nombre de Dios según su religión de nacimiento como primer paso sugerido en su viaje espiritual.

6.3 Reducción del ego ante la grandeza de Dios

En las etapas iniciales de nuestro viaje espiritual, si escuchamos a muchos coaspirantes narrar sus experiencias espirituales, la variedad y profundidad de las mismas puede ser bastante alucinante. Uno empieza a darse cuenta de lo insignificante que es en comparación con Dios, que nos da a cada uno de nosotros experiencias espirituales únicas para generarnos fe. Como resultado, el ego que tengamos sobre nuestras propias habilidades se reduce al compararlo con la habilidad de Dios. La reducción de ego es un requisito fundamental para el crecimiento espiritual.

7. ¿Cuál es la importancia de documentar las experiencias espirituales?

  • Al documentar y publicar experiencias espirituales, otros aspirantes de Dios conocen distintos tipos de experiencias obtenidas como resultado de la práctica espiritual. Esto les aporta más entusiasmo para realizar práctica espiritual.

  • Refuerza la importancia de la práctica en la mente e intelecto y nos convence para perseverar con nuestra práctica espiritual.

  • Si tenemos una experiencia espiritual única es posible que dudemos de su autenticidad. No obstante, si conocemos experiencias similares obtenidas por otros, se genera fe. Nos convencemos de que hay alguna ciencia tras ello, por lo que nos vemos impelidos a estudiar la ciencia espiritual.

  • También podemos enriquecer nuestra propia práctica estudiando lo que realizó exactamente aquel aspirante en particular, desde el punto de vista de la práctica espiritual, para llegar a aquella experiencia espiritual.

8. ¿Cuáles son las limitaciones de las experiencias espirituales a la hora de mejorar la práctica espiritual?

Al fin y al cabo, las experiencias espirituales no aumentan ni mejoran necesariamente la práctica espiritual. Aunque la gente viera un milagro no significa necesariamente que iniciaría su práctica espiritual. El 30% de la gente, pese a tener experiencias espirituales, o bien detiene la práctica espiritual activa o se estanca en el mismo nivel espiritual. Para proseguir activamente la práctica espiritual hay que desarrollar la convicción de, ‘debo evolucionar espiritualmente en esta misma vida’. Con esto, las experiencias espirituales no ayudan necesariamente al intelecto. Para que se desarrolle esta actitud, se requiere el estudio de la ciencia espiritual para proveernos de un marco de referencia para la práctica espiritual sostenible. Cualquier estudio sobre la ciencia espiritual debe emprenderse con una mente abierta, que no esté sesgada por opiniones preconcebidas.

9. ¿Por qué a veces no obtenemos experiencias espirituales pese a la práctica espiritual?

Las razones son las siguientes:

  • Las experiencias espirituales son indicadores de progreso espiritual. No obstante, nuestro progreso espiritual podría no comenzar tan pronto como iniciemos la práctica espiritual. Esto se debe a que nuestra práctica espiritual podría estarse utilizando para reducir la intensidad de nuestro destino negativo severo (prarabdh) o cuenta acumulada (sanchit karma) en lugar de sólo para el progreso espiritual. Como resultado, el progreso espiritual no sucede inicialmente y por tanto no tenemos experiencias espirituales. Sin embargo, la práctica espiritual persistente nos permite superar esta fase inicial.

Aquí hemos usado el término “destino negativo” para indicar un destino que hace que experimentemos infelicidad. Un ejemplo de destino negativo severo puede ser sufrir un accidente serio. Así, cuando una persona comienza a hacer práctica espiritual, la práctica espiritual inicial podría utilizarse para reducir la intensidad de este destino particular, es decir el accidente serio. Así el aspirante, justo antes del accidente, podría tener una premonición para decelerar o ir en otra dirección, reduciendo así la intensidad y la severidad del mismo. El aspirante podría entonces salvarse de heridas menores o incluso no sufrir heridas.

 

 

 

 

  • Dios nos otorga experiencias espirituales para que desarrollemos fe en Él o para que ésta se fortalezca cuando comienza a decaer. Si nuestra fe es fuerte podríamos no necesitar experiencias espirituales. Consulte el artículo etapas del crecimiento espiritual, que muestra cómo las experiencias espirituales aumentan nuestra fe.

     

     

     

     

10. Ejemplos de Experiencias Espirituales

10.1 Experiencias de olor sutil (asociadas con el elemento Tierra Absoluto)

Shilpa Lea sobre la experiencia de Shilpa de un olor desagradable justo antes de un encuentro espiritual
Manisha Lea sobre la experiencia de Manisha percibir sutilmente un mal olor a pescado
Vamsi Lea sobre la experiencia de Vami de percibir una fragancia de cenizas sagradas (vibhuti) mientras ofrecía servicio a Dios (Satseva)
Sean Lea sobre la experiencia de Sean de una fragancia de un envoltorio de dulce (caramelo) tocada por Su Santidad el Dr. Athavale
Shilpa Lea sobre la experiencia de Shilpa de una fragancia sutil que emanaba de un centro espiritual de la SSRF a 11km
Dr Kashid Lea sobre la experiencia del Dr. Kashid de una fragancia sutil de sándalo aunque no había nada que lo causase

10.2 Experiencias de sabor sutil (asociado con el elemento Agua Absoluta)

Yogita Descubra la ciencia espiritual tras la experiencia de Yogita  de un sabor picante inexplicable del agua de su botella
Yogesh Yogesh experimentó un extraño sabor a sangre en la boca que estaba siendo causado por un hechicero sutil
Maya Lea sobre la experiencia de Maya, quién sintió el sabor y el olor del sándalo mientras leía artículos publicados por la SSRF
Terese

Lea acerca de la experiencia de Therese, que sintió un sabor sutil dulce mientras caminaba por la calle