Esparcir las cenizas desde una urna de cremación – Una perspectiva espiritual

Resumen

La forma en la que esparcimos las cenizas de nuestros seres queridos después de ser cremados, pueden ayudarlos en la vida después de su muerte u obstaculizar su viaje. La investigación espiritual realizada ha demostrado que la inmersión de las cenizas en agua puede beneficiar a nuestros ancestros. Este artículo también provee información sobre las razones detrás de los métodos espiritualmente correctos que deben ser adoptados – que van desde la recolección de las cenizas hasta su destino final.

1. Introducción

Hoy en día existe una tendencia cada vez mayor de personas que eligen la cremación sobre el entierro, como rito funerario. Este rito fúnebre que se lleva a cabo ya sea en una pira funeraria o en un crematorio no se deshace del cuerpo completamente. Los restos se conocen comúnmente como cenizas y se les entregan a los familiares en una urna. Todo el proceso desde la recepción de las cenizas hasta su esparcimiento es importante desde un punto de vista espiritual. Dependiendo del proceso adoptado, podemos ya sea ayudar a nuestro ser querido difunto para que siga adelante en su vida después de su muerte o podemos ser instrumento de su permanencia terrenal. Sin embargo, los familiares vivos que reciben las cenizas en una urna de cremación, generalmente no son conscientes de la manera espiritualmente correcta de esparcir las cenizas.

En el artículo sobre, ‘¿Cuál es la perspectiva espiritual de la cremación, entierro y el cuerpo consumido por buitres?’ hemos descrito cómo el cuerpo podría ser atacado por fantasmas, impidiendo así el progreso de su cuerpo sutil después de la muerte. Las cenizas después de la cremación representan los últimos vestigios de la persona. Por consiguiente, las cenizas tienen las mismas frecuencias que las del ancestro difunto.

Sabemos que, médicamente podemos identificar un cuerpo descompuesto que está más allá del reconocimiento mediante técnicas tales como las pruebas de ADN, etc., porque incluso el pequeño remanente de un diente o cabello coincide exactamente con la persona.  De manera similar a nivel más sutil e intangible el remanente más pequeño del cuerpo, e incluso las cenizas, tienen las mismas frecuencias y vibraciones que la persona.

Estas frecuencias son generalmente negativas por naturaleza. Ya que el 50% de la población está por debajo del nivel espiritual de 30%, dichas frecuencias que emanan del cuerpo son básicamente Raja-Tama. También como el 100% de la población se ve afectada por fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) , estas frecuencias que emanan del cuerpo y sus cenizas son del componente Tama. Como resultado, son aflictivas para nosotros a nivel sutil.

Consulte el artículo – los tres componentes básicos sutiles de sattva, raja y tama en relación con el nivel espiritual.

También hay un vínculo sutil que existe entre las cenizas y el ancestro difunto a causa de las frecuencias similares.  Estas frecuencias y vínculo sutil pueden ser utilizados por fantasmas para crear obstáculos en el viaje del cuerpo sutil después de la muerte.  Mediante la creación de obstáculos en la continuación del viaje hacia la otra vida, los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) capturan y terminan controlando el cuerpo sutil.  Esto les permite causar problemas al cuerpo sutil o hacerlo cometer muchos actos indeseables según su orden, como causarles problemas a otros.  En casi todos los casos en que el ancestro permanece en el plano terrenal, termina causándoles problemas a sus descendientes.

Consulte el artículo – ¿Por qué mis seres queridos y otros ancestros querrían causarme dolor?

En este artículo, presentamos  la investigación espiritual llevada a cabo para identificar el método espiritualmente más beneficioso a ser adoptado desde el momento en el que se reciben las cenizas hasta su esparcimiento final.  El objetivo principal es ayudar a los ancestros difuntos a seguir adelante en la otra vida con el mínimo impacto negativo en los familiares vivos.

2. ¿Dónde hay que conservar  la urna de cremación hasta que se esparzan las cenizas?

Como se explicó anteriormente, las cenizas de cualquier persona que no sea un Santo suelen tener una alta cantidad del componente sutil básico Raja-Tama. Cualquier contacto con estas, aumenta el componente básico sutil Raja-Tama dentro de nosotros y puede ser causante de malestar. Por lo tanto, es aconsejable esparcir las cenizas inmediatamente después de su recolección. Traer las cenizas al hogar también aumenta el apego del cuerpo sutil del ancestro difunto y lo hace más terrenal en lugar de acelerar su impulso hacia el más allá.

Si por alguna razón no se puede esparcir inmediatamente las cenizas, entonces es mejor mantener la urna sellada fuera de casa, atada a un árbol, etc.

3. ¿Cuánto tiempo debemos esperar antes de esparcir las cenizas?

Si la cremación se hizo en una pira funeraria las cenizas se recogen generalmente al tercer día.  Esto se debe a que toma aproximadamente tres días para que las brasas se extingan por completo. Si la cremación se realiza en un crematorio, las cenizas están disponibles al  día siguiente. Sea cual sea el método de cremación mientras más pronto se esparzan las cenizas, menor será el impacto negativo de las frecuencias Raja-Tama.

En algunos casos, los familiares residentes en el extranjero que no pudieron acudir al funeral quieren ser parte del ritual del esparcimiento de las cenizas.  En este caso también, uno tiene que sopesar el beneficio espiritual de los ancestros y prevenir el malestar que nos pueden causar, esparciendo las cenizas inmediatamente en lugar de la gratificación emocional de los familiares.

4. ¿Cuál es espiritualmente la mejor manera de esparcir las cenizas?

4.1 La inmersión de las cenizas en agua

Después de que el cuerpo es cremado, la inmersión de las cenizas en agua es espiritualmente la mejor manera de deshacerse de ellas.  Las razones son las siguientes:

  1. Es más fácil para los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) obtener el control de las cenizas y del cuerpo sutil y hacer mal uso de ellos.  Esto es especialmente cierto cuando las cenizas se encuentran todas juntas en un solo lugar en la tierra.  Al  sumergir las cenizas en el agua, estas se dispersan y por lo tanto no están disponibles para que los fantasmas tengan el control sobre ellas.
  2. Como el agua asimila todo, absorbe las vibraciones aflictivas de los restos del cuerpo muerto en las cenizas y los demás Principios Cósmicos Absolutos (Panchamahabhutas) relacionados con el cuerpo sutil como el Principio Cósmico Absoluto de la Tierra (Pruthvi), Fuego (Tej), Aire (Vayu), etc. Esto ayudará  a romper el apego restante del cuerpo sutil a su cuerpo físico (sthūladēha) en la región de la Tierra (Bhūlok) . Como resultado, la probabilidad de que el cuerpo sutil se quede estancado en la región terrestre, así como la de ser atacados por fantasmas se reduce drásticamente.
  3. Los deméritos (pecados) de la persona que se suman a las frecuencias básicas sutiles Raja-Tama de las cenizas.  Mediante el esparcimiento de sus cenizas en el agua, sus pecados, es decir las frecuencias Raja-Tama relacionada con estos se lavan en el agua.
  4. El agua de mar es el mejor medio para la eliminación de las cenizas. Debido a que tiene la propiedad de máxima absorción de entre todos los tipos de aguas.  Entre otras aguas, los ríos sagrados son los mejores. Estos ríos se caracterizan por tener un elevado contenido del componente sutil básico Sattva.  Por ejemplo, en ríos como el Ganges en la India el componente sutil básico Sattva es alto a pesar de que el agua esté muy contaminada.  En general, el agua que fluye es la mejor, debido a que dispersa las cenizas,  por lo que es casi imposible para los fantasmas obtener el control sobre el cuerpo sutil a través de estas.

4.1.1 ¿Qué se debe hacer con la urna después de sumergir las cenizas en el mar?

Como las cenizas se recogen de la urna, esta se carga de sus vibraciones.  Conservar la urna o utilizarla más adelante,  puede ocasionar malestares debido a las frecuencias aflictivas relacionadas en mayor parte a las cenizas como se explicó anteriormente.  Por lo tanto lo mejor es sumergir la urna en el agua junto con las cenizas.

4.2 El entierro de las cenizas

Como se explicó anteriormente, enterrar las cenizas en una urna las convierte en un blanco fácil para los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) y es mucho más fácil para ellos obtener el control del cuerpo sutil del ancestro difunto. A nivel espiritual, el efecto adverso de las cenizas en el cuerpo sutil es idéntico a la de enterrar el cuerpo aunque de menor intensidad.  Así, el entierro de un cadáver o la inhumación de las cenizas es un acto altamente incorrecto.  Teniendo en cuenta el número de entierros hasta ahora durante los siglos y los que vendrán, es evidente que todo el mundo tiene que enfrentarse a las consecuencias del aumento de vibraciones básicas sutiles RajaTama generadas a través de este acto incorrecto. Cuando hay un aumento generalizado de las vibraciones RajaTama en la Tierra incrementan los desastres naturales, guerras, terrorismo, malestar social, etc

4.3 Conservar las cenizas en las joyas

Algunas personas hacen joyas de cremación colocando un mechón de pelo, una flor seca de la funeraria, cenizas, etc., en un medallón, colgante, pulsera, etc. De esta manera le hacemos un daño al ancestro por las siguientes razones:

  • Incrementa su apego mundanal causando así un obstáculo en su viaje hacia el más allá. El acto de llevar las cenizas en sí provoca un mayor nivel de apego en el cuerpo sutil del ancestro difunto hacia el descendiente y su vida anterior en la Tierra.
  • Se expone al riesgo de ser atacado por fantasmas.

La joyería de cremación es perjudicial para nosotros debido a que:

  • Estaríamos íntimamente expuestos al componente sutil básico RajaTama de las cenizas por un período de tiempo prolongado.
  • Estamos expuestos al riesgo de ser afectados por el cuerpo sutil del ancestro, así como del fantasma que puede estar controlando al cuerpo sutil del ancestro a través de las cenizas.

4.4 Esparcir las cenizas por avión o en el lugar favorito del difunto

Lo mejor es esparcir las cenizas en silencio y sin mucho alboroto o fanfarria como señal de respeto al difunto y también para mantener su apego mundanal al mínimo.

Como se explicó anteriormente, lo mejor es esparcir las cenizas en el agua.

5. ¿Quién debe realizar el rito de esparcir las cenizas?

Cualquiera puede esparcir las cenizas;  por lo general son los familiares quienes lo hacen. Lo mejor es que sólo una persona lo haga para así limitar el contacto con ellas.

6. ¿De qué material debe estar hecha la urna?

Los fabricantes de las urnas de cremación ofrecen una variedad de productos para elegir. Estas urnas varían según el tipo de material utilizado, su diseño y la forma que poseen.

ENG_Cremation-Urn

Desde una perspectiva espiritual, se recomienda lo siguiente para la selección de una urna:

  • Material: Es mejor utilizar una urna de barro plana para recoger y almacenar las cenizas. La urna no debería ser de cualquier otro tipo de material tales como cerámica, vidrio, porcelana, etc. Esta urna de barro cuando se sumerge en el agua,  se disuelve completamente en ella y de esta forma no causa contaminación o esta pueda ser mínima.  Este tipo de urna también contiene una  alta proporción del Principio Absoluto Tierra.  Las cenizas también se componen principalmente por este mismo Principio Absoluto, y como ambas pertenecen al mismo Principio Cósmico Absoluto sus frecuencias no chocan.  Por lo tanto es beneficioso utilizar urnas de barro.
  • Diseño: Cada tipo de diseño o arte puede ser sátvico, rajásico o tamásico. Sólo si la persona está lo suficientemente evolucionada a un nivel espiritual tal que pueda percibir la pureza en el arte o el diseño, entonces será capaz de percibir las vibraciones positivas o aflictivas del diseño en la urna. De esta manera, se recomienda que la urna no tenga ningún diseño. Si el diseño sutil es predominantemente RajaTama,  añadirá más de este componente al ya existente en las cenizas. Por lo tanto ocasionará un mayor malestar u obstaculizará el viaje del cuerpo sutil del ancestro difunto.
  • Forma: Las urnas se fabrican de todas las formas y tamaños.  Son generalmente cúbicas, cilíndricas, piramidales, etc. Las urnas con ángulos agudos como en las formas antes ya mencionadas ocasionan choques entre frecuencias,  estas frecuencias al ser opuestas son predominantemente Raja-Tama.  Por ende, añaden más frecuencias aflictivas a las cenizas.  Esto también significa una mayor cantidad del componente sutil Raja-Tama dentro del cuerpo sutil. La investigación espiritual ha demostrado que en lo que respecta a la forma, lo mejor es que estas sean circulares, ya que no posee el efecto perjudicial de añadir frecuencias básicas sutiles Raja-Tama.

Algunos fabricantes de urnas promocionan la joyería de cremación, permitiendo que los familiares vivos conserven una parte de las cenizas en alguna pulsera o colgante.  En estos colgantes, también conservan un mechón de pelo del difunto, algunas flores secas de la funeraria o un poco de tierra del entierro.  Desde una perspectiva espiritual, esto es lo más dañino tanto para el cuerpo sutil del difunto como para la persona que lo porta. Por favor, consulte el punto 4 para una explicación detallada del por qué las cenizas no deben ser conservadas.

Para sellar la urna, desde el momento en que se recogen las cenizas hasta su esparcimiento final, lo mejor es utilizar un paño de algodón blanco.

7. ¿Qué debo hacer con las cenizas de mi mascota?

Se recomienda que las cenizas de la mascota también deban sumergirse en agua por las mismas razones ya mencionadas anteriormente.

Algunas personas han expresado su deseo de enterrar las cenizas de su perro o gato junto con sus cenizas. La investigación espiritual indica que esto es altamente perjudicial. Esto se debe a que se mantienen sus apegos, incrementando de esta manera la posibilidad de permanecer atados al plano terrenal.  También las cenizas de las mascotas contienen el componente sutil básico Tama, pero en mayor cantidad que las cenizas humanas.