¿Qué son los fantasmas y cómo una persona se convierte en uno?

Cuando una persona muere sólo su cuerpo físico deja de existir. Sin embargo, su cuerpo sutil (que consiste de la mente subconsciente, el intelecto, el ego y el alma, es decir todo menos el cuerpo físico) sigue existiendo y avanza hacia las otras regiones del universo. La ilustración inferior muestra aquello de lo que estamos constituidos y lo que dejamos atrás después de la muerte.

 

¿De qué estamos compuestos?

 

Algunos de estos cuerpos sutiles se convierten en fantasmas. Los fantasmas por definición reúnen todos los siguientes requisitos:

  • Son cuerpos sutiles.
  • Pertenecen a la región de las Tinieblas (Bhuvalokao a una de las siete regiones del Infierno, pero también se los puede encontrar en la región de la Tierra. Esto es porque los fantasmas de las regiones más sutiles del universo pueden viajar a voluntad propia hacia las menos sutiles como la Tierra.

  • No existen en los planos positivos del universo, es decir en el Cielo y niveles superiores.
  • Tienen deseos insatisfechos como ansias de sexo, alcohol (cosas que sólo pueden experimentar mediante un cuerpo físico), venganza etc.
  • Reciben placer por controlar y atormentar a los humanos y a otros cuerpos. Su objetivo general está alineado con traer injusticia a la sociedad.

 

El cuerpo sutil de una persona después de la muerte física se define como fantasma si sus características e intenciones son como las descritas anteriormente. No existe un proceso especial para convertirse en un fantasma.

¿Qué son los fantasmas?

2. ¿Qué decide a dónde vamos y en qué nos convertimos después de la muerte?

Cuando morimos, nuestro transcurso en la vida después de la muerte se decide por un número de factores. Estos factores incluyen:

  • El número y tipo de impresiones que se crean en la mente subconsciente dependiendo de cómo hemos vivido nuestras vidas. Consulte el artículo sobre las impresiones en nuestra mente que deciden nuestra naturaleza básica y nuestra personalidad.
  • Nuestro ego: La palabra “ego” se usa aquí en un contexto espiritual. Adicionalmente a su uso cotidiano como autoestima y engreimiento, también incluye la actitud de dualidad con Dios. Dualidad significa pensar que uno tiene una existencia separada de Dios. El ego es una función del grado de identificación con nuestros 5 sentidos, mente e intelecto en lugar de identificarnos con el Alma o el Dios dentro de nosotros.
  • El tipo de actos que hemos realizado durante nuestra vida.
  • El tipo de muerte – natural y pacífica, violenta o accidental.
  • Los rituales según la ciencia espiritual realizados por nuestros descendientes después de nuestra muerte para ayudarnos en nuestra vida posterior.

3. ¿Quiénes tienen mayor probabilidad de convertirse  en fantasmas?

Es probable que la gente se convierta en fantasma después de su muerte cuando:

  • Tiene muchos deseos insatisfechos.
  • Muchos defectos de personalidad, tales como la ira, miedo, avaricia, etc.
  • Muchas impresiones negativas en la mente.
  • Una gran cantidad de ego.
  • Ha herido a otros y tiene la naturaleza básica de herir a otros.
  • Carece de práctica espiritual que consiste en una progresiva entrega de la mente, cuerpo, e intelecto, hecha con la intención de la realización de Dios.

Sólo la gente que ha alcanzado el nivel espiritual de 60% y tiene bajo ego es capaz de avanzar hacia las regiones superiores del cielo y más allá y no se convierten en fantasmas. El resto de la humanidad, cuando muere, se encuentra en las regiones de las Tinieblas (Bhuvaloka) y el Infierno (Paataal)Es muy probable que la mayoría de los cuerpos sutiles en la región de las Tinieblas (Bhuvaloka) se convierta en fantasmas. Todos los cuerpos sutiles en el Infierno son fantasmas.

En efecto, incluso si se es una persona caballerosa pero no se tiene la suficiente fuerza espiritual mediante práctica espiritual, es posible que se convierta en fantasma al morir. Esto sucede porque se es atacado por fantasmas de nivel superior y controlado por ellos. Así como en la Tierra, en las otras regiones del universo, también “la fuerza otorga el derecho” y sólo los más fuertes sobreviven. Los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) de nivel superior, con su fuerza espiritual superior, hacen que los cuerpos sutiles de una persona caballerosa de fuerza espiritual inferior, hagan cosas en contra de su voluntad y así la convierten indirectamente en fantasma. En un lapso de tiempo, el cuerpo sutil de esta persona también sucumbe y se convierte en un fantasma que siente placer al atormentar a humanos o al satisfacer sus deseos mundanales poseyendo a humanos.

La moraleja es que, si no llevamos a cabo práctica espiritual según los seis principios básicos universales de la espiritualidad y no reducimos nuestro ego, entonces la probabilidad de que nos convirtamos en fantasmas después de  nuestra muerte es muy alta.

4. ¿Quiénes no se convierten en fantasmas?

Son típicamente personas que:

  • Realizan práctica espiritual con la intención de alcanzar la realización de Dios (la meta más importante en el crecimiento espiritual).
  • Tienen menos impresiones en la mente, menos defectos de personalidad, etc.
  • Tienen un ego bajo.
  • Están por encima del nivel espiritual de 60%.

Cuando tales personas mueren, se van hacia las regiones superiores, es decir, el Cielo y más allá. Los fantasmas no pueden influir en ellos o controlarlos debido a su fuerza espiritual y a la protección de Dios.

5. Los fantasmas y su nivel espiritual

A lo largo de la sección sobre los fantasmas, nos referimos a fantasmas de nivel superior a aquellos quienes tienen mucha energía espiritual como resultado de su intensa práctica espiritual  y penitencia. Por ello, tienen un alto nivel y poder espiritual. Esto podría parecer contradictorio pues uno podría preguntar, “¿Cómo puede uno convertirse en fantasma cuando se tiene un alto nivel espiritual?” El poder espiritual de un Santo de nivel espiritual de 70% y el de un fantasma superior tal como un brujo de la 5ta región del Infierno podría ser el mismo. No obstante, las diferencias clave entre ellos son:

  • El Santo hace práctica espiritual con la intención de entregar su cuerpo, mente, riqueza, ego, etc., a Dios para fusionarse con Él.
  • El fantasma superior o una persona con un alto poder espiritual (quien después de la muerte se convierte en un fantasma) hace práctica espiritual con la intención de obtener poderes sobrenaturales para jugar a ser “Dios” y por tanto tiene mucho ego.

El Santo se identificaría más con el principio de Dios o el Alma interior. El brujo, por otro lado, está muy orgulloso de tener fuerza espiritual y se identifica con su ego, es decir, los 5 sentidos, mente e intelecto.