¿Qué es el nivel espiritual?

La Fundación para la Investigación de la Ciencia Espiritual (SSRF) usa el término ‘nivel espiritual’ para describir la capacidad espiritual de una persona. Actúa como una escala para definir el crecimiento espiritual y da una perspectiva sobre dónde estamos en nuestro camino espiritual. Mientras más alto sea el nivel espiritual de una persona, mayor será la cantidad del Principio de Dios que se manifiesta en ella.

2. La escala del nivel espiritual

La SSRF usa una escala entre 1 y 100% para describir el nivel espiritual. 1% sería el nivel espiritual de un objeto inanimado, mientras que 100% sería el pináculo del crecimiento espiritual para una persona, que es la realización de Dios o ser uno con Él.

La mayoría de la gente en la era actual, que es Kaliyuga, también conocida como la Era del Conflicto, cae en la categoría del 20% de nivel espiritual. Según la ciencia de la Espiritualidad, una persona que está por encima del nivel espiritual de 70% es conocida como un Santo. Del mismo modo que existe gente que está en la cúspide de sus carreras en el mundo material, así también en la Espiritualidad, los Santos que viven en la Tierra son las autoridades. No son simplemente eruditos, sino practicantes de la ciencia de la Espiritualidad en la vida diaria y son almas que han realizado a Dios.

Aquellos Santos activos en la enseñanza de la Espiritualidad y que nutren a los aspirantes para que crezcan espiritualmente, son conocidos como Gurús. Menos del 10% de los Santos que viven en la Tierra son Gurús. Los Gurús son la forma física del aspecto de Enseñanza de Dios y actúan como faros del conocimiento espiritual en nuestro mundo altamente materialista.

3. Nivel espiritual y práctica espiritual

evolucion espiritual o aumento del nivel espiritual

 

4. ¿Cómo se puede medir el nivel espiritual?

El nivel espiritual no se puede medir por medio de ningún equipo científico moderno, ni puede ser comprobado intelectualmente por ninguna persona. Sólo un Santo o un Gurú puede comprobar el nivel espiritual de una persona con la ayuda de Su sexto sentido o habilidad de percepción sutil altamente activo.

Bastante a menudo se pregunta, “¿Cómo puede un Santo medir el nivel espiritual de una persona de manera efectiva?”

Del mismo modo que el ojo, debido a su habilidad intrínseca, puede fácilmente diferenciar entre un objeto azul y uno rojo con una eficacia del 100%, así puede un Santo con Su habilidad de sexto sentido estimar el nivel espiritual de una persona en forma efectiva. El sexto sentido nos permite estar muy conscientes del mundo invisible y medirlo con precisión.

Como regla general, proporcionamos una escala más abajo que nos ayudará a comprender intelectualmente nuestro nivel espiritual.

Escala del desarrollo del nivel espiritual
Con un aumento en nuestro nivel espiritual, nuestra actitud y perspectiva propia sobre la vida cambia radicalmente. Por ejemplo, una persona de un nivel espiritual de 30% podría encontrar muy difícil darse tiempo para asistir aunque fuera a una sola charla sobre Espiritualidad. La misma persona con los mismos compromisos mundanales, luego de lograr el nivel espiritual de 40% se daría fácilmente tiempo para asistir a charlas sobre Espiritualidad y para estudiar textos espirituales de manera regular.

Una persona que logra cierto nivel espiritual, por ejemplo 30%, sólo puede relacionarse con una persona que está a poca diferencia en porcentaje. Por ejemplo es muy difícil para una persona que tiene un nivel espiritual de 30% relacionarse con una persona de nivel espiritual de 40% y viceversa.

Mediante el uso del intelecto, se puede más o menos estimar si otra persona está ligeramente más adelante que nosotros en el sentido espiritual; no obstante, en el mejor de los casos la estimación sería vaga.

Mediante el uso del intelecto es imposible darse cuenta si una persona es un Santo.

El nivel espiritual está definido por un número de factores. En los siguientes puntos se muestran algunos de los parámetros más importantes que contribuyen al nivel espiritual de una persona y la forma cómo estos varían con el crecimiento espiritual.

4.1 Ego y nivel espiritual

  • Uno de los parámetros más importantes del nivel espiritual de una persona es la cantidad de ego u oscuridad alrededor del Alma que se ha eliminado y cuánto se identifica la persona con el Alma que lleva dentro.
  • Por oscuridad alrededor del Alma o ego, queremos decir la tendencia del hombre a percibirse a sí mismo sólo como alguien que tiene cinco sentidos, mente e intelecto. Este ego es también conocido como la ignorancia espiritual de nuestro verdadero estado de existencia, que es el Alma. Nuestro sistema moderno de educación y la sociedad nos enseñan a identificarnos con nuestro cuerpo, mente e intelecto ignorando que tenemos un Alma dentro.
  • Después de estudiar la ciencia de la Espiritualidad, aunque intelectualmente podamos comprender que hay un Alma dentro de nosotros, no podemos percibirla o experimentarla. A medida que realizamos nuestra práctica espiritual, esta oscuridad o ego comienza a disminuir hasta que alcanzamos el máximo nivel espiritual en el que somos capaces de identificarnos por completo con el Alma que llevamos dentro.
  • Con la práctica espiritual nuestro ego comienza a reducirse, lo cual está directamente relacionado con el aumento de nuestro nivel espiritual. La siguiente tabla muestra cómo el ego se va reduciendo con el aumento de la práctica espiritual.

Cantidad de ego como función del nivel espiritual
Al nivel espiritual de 20% uno está muy centrado en sí mismo, es consciente de sí mismo y sólo piensa sobre sí mismo. A medida que realizamos práctica espiritual, nuestra percepción corporal se reduce. No sólo podemos soportar el malestar y el sufrimiento sino que somos capaces de recibir halagos sin que se nos suban a la cabeza.

Por ejemplo, una indicación de un alto ego sería si a una mujer se le dice que ha subido de peso o ha envejecido y ella se deprime por un largo período de tiempo. Otra variación del ego es cuando uno no anuncia públicamente su práctica espiritual, porque podría alejarlo de sus compañeros. En la mayoría de los casos, reaccionamos negativamente si otros señalan nuestros errores. No aceptar los errores es un signo de ego.

4.2 La atención a la felicidad propia y el nivel espiritual

Un claro signo de un nivel espiritual más alto comparado con el que tienen  las personas promedio, es la poca atención a la propia felicidad. Como se puede ver en el siguiente gráfico, la atención que una persona presta a su propio bienestar cuando ha alcanzado el nivel de Santo es de sólo un 10%. Una de las razones de la reducción de la atención, es que con el crecimiento espiritual la identificación de una persona con su propio cuerpo, mente e intelecto comienza a disminuir.

La propia felicidad como función del nivel espiritualSon muchos los ejemplos de la atención a la propia felicidad en la vida de una persona promedio. Estos incluyen:

1. Irritarse por tener que cuidar de un miembro de la familia porque significa una molestia.

2. Estar listo para acudir a una charla sobre Espiritualidad sólo si esta se realiza en el vecindario.

3. Estar dispuesto a contribuir monetariamente para una protesta contra la injusticia, pero no ofrecer voluntariamente tiempo y esfuerzo por temor a la incomodidad.

Otro resultado positivo de prestar una reducida atención a la propia felicidad es que nos volvemos más expansivos. Uno incondicionalmente busca la felicidad de otros y de la sociedad.

Paradójicamente, aunque a medida que crecemos espiritualmente nos fijamos menos en nuestra propia felicidad, nos beneficiamos de este crecimiento al lograr mucha más felicidad en nuestras vidas. El siguiente gráfico muestra el aumento de la felicidad que se experimenta tanto cuantitativa como cualitativamente según aumenta nuestro nivel espiritual. Un Santo experimenta Beatitud, un estado superlativo que está muy por encima y más allá de la felicidad.

Nivel espiritual y el incremento de la felicidad

4.3.  Práctica espiritual y nivel espiritual

A medida que aumenta nuestro nivel espiritual, nuestra capacidad para realizar práctica espiritual tanto cualitativa como cuantitativamente aumenta. Nuestra capacidad para realizar más práctica espiritual es como cultivar “músculos espirituales”. Cuanto  más damos de nosotros para realizar práctica espiritual, más se desarrollan nuestros “músculos espirituales”.

La práctica espiritual en el verdadero sentido comienza realmente al nivel espiritual de  35%. Esto quiere decir, cuando uno verdaderamente busca el crecimiento espiritual y practica la Espiritualidad a diario según los principios básicos de la Espiritualidad. Uno de los criterios del crecimiento espiritual es ir más allá de la práctica sectaria (es decir, pertenecer a cualquier religión) y realizar progresivamente una mayor práctica espiritual sutil. Por ejemplo, una persona que antes adoraba a Dios a través de su cuerpo (adoración ritualista), decide utilizar un medio más alto y sutil, que es adorar a Dios mentalmente. Un ejemplo de esto es realizar la práctica espiritual de cantar el Nombre de Dios.

Los siguientes son algunos ejemplos que explican la diferencia de actitud con respecto a la práctica espiritual.

  • Al nivel espiritual de 20%, hay muy poca o ninguna práctica espiritual. Si la gente va a lugares de adoración es solamente por hábito o pasatiempo.
  • Al nivel espiritual de 30%, habría un interés en acudir a un lugar de peregrinación o adorar a Dios de forma ritualista.
  • Al nivel espiritual de 40% se tendría un genuino interés en obtener conocimiento espiritual y ponerlo en práctica. A este nivel se dedicaría una buena cantidad del tiempo libre a la búsqueda espiritual.
  • Al nivel espiritual de 50% se va generalmente más allá de la propia religión para alcanzar la Espiritualidad pura. El principal interés que se tiene en la vida es crecer espiritualmente en lugar de complacerse con logros y apegos mundanales. En este sentido, la gente a este nivel invierte la mayoría de su tiempo en la práctica de la Espiritualidad sin tomar en cuenta su situación en la vida, es decir, si son hombres de negocios, amas de casa, etc. Esto no quiere decir que las personas al nivel de 50% automáticamente abandonen la vida material o mundanal o su profesión, solamente significa que el interés cambia, de lograr progreso mundanal a obtener avance espiritual. Así, la persona que antes se preocupaba mucho sobre lo que ganaba y lo que otros pensaban de ella, ahora estaría más interesada en saber lo que Dios piensa sobre ella.
La práctica espiritual como función del nivel espiritual

4.4 Emoción psicológica y nivel espiritual

En el mundo de hoy, despiadado y egoísta, tener emociones positivas, especialmente sobre los demás es loable. Pero luego de llegar a este nivel, que es superior al de la persona promedio, dura e insensible, hay que tener en mente que no es el estado definitivo. De hecho, la emoción psicológica es una función de la mente que es parte de la cobertura oscura de nuestra Alma como se explica en la  foto de más arriba. Por tanto, no nos permite experimentar el Dios (Alma) dentro de nosotros. Dios está más allá de las emociones psicológicas y se encuentra en un estado de felicidad superlativa conocido como Beatitud. A medida que crecemos espiritualmente, somos menos propensos a actuar emocionalmente. Se alcanza un estado mental más equilibrado y ya no se experimentan altibajos por aquello que sucede a nuestro alrededor.

 

Emoción psicológica como función del nivel espiritual
Una mujer joven al nivel espiritual de 20% podría tener una rabieta porque se le ha cortado su flequillo un centímetro más corto de lo deseado, y sentirse miserable durante días. La misma mujer, luego de haber llegado a un nivel de 50%, podría mantenerse serena pese a haber sido diagnosticada con una enfermedad incurable como el cáncer o el SIDA.

4.5 Emoción espiritual y nivel espiritual

La emoción espiritual hacia Dios es experimentar intensamente la existencia de Dios en todas las cosas, es sentir la presencia de Dios mientras realizamos nuestras actividades diarias, y experimentar la vida en base a esta percepción.

A medida que aumenta nuestra emoción espiritual tenemos mayor capacidad para sentir la mano de Dios en cada aspecto de la vida y por tanto podemos entregarnos más a Dios. Una vez que se llega al estado de entrega, el principio de Dios puede actuar a través de nosotros. Este principio se hace progresivamente más manifiesto en la persona, y tanto ella como quienes la rodean experimentan la energía divina de Dios que fluye a través suyo.

Emoción espiritual como función del nivel espiritual
Una persona a un nivel espiritual de 20% podría sentirse orgullosa de sí misma y de sus habilidades intelectuales después de firmr un acuerdo muy importante. Una persona a  nivel espiritual de 50% en similares circunstancias, sentiría mucha emoción espiritual y gratitud hacia Dios por haberle dado la gracia de cerrar este acuerdo.

Si la persona a un nivel espiritual de 20% perdiese la oportunidad de firmar este acuerdo, se sentiría irritada, celosa e infeliz. Sin embargo una persona de 50% de nivel espiritual en circunstancias similares podría todavía ver la mano de Dios en dicha situación y comprender que el acuerdo ha beneficiado a quien lo merecía y agradecería al Todopoderoso por darle la gracia de ver la situación de esa manera.

5. Algunos aspectos del nivel espiritual

El nivel espiritual en el que estamos es una función clave en la forma en que vivimos nuestra vida y en la manera en que nos impactan el destino y las situaciones de la vida. Los siguientes son algunos aspectos sobre el concepto del nivel espiritual y cómo este afecta nuestras vidas.

5.1 Nivel espiritual y nacimiento

Todos nacemos con cierto nivel espiritual. Esto se basa en el nivel espiritual alcanzado en la vida anterior. Supongamos que una persona realiza práctica espiritual y alcanza el nivel de 50%, entonces en la siguiente vida nacerá con el nivel espiritual de 50%. Básicamente, en la Espiritualidad partimos desde donde quedamos en una anterior vida o nacimiento, a diferencia del conocimiento mundanal, que tenemos que obtenerlo empezando desde un principio una vez que nacemos.

5.2 ¿Pueden los ateos tener un nivel espiritual más alto?

Por supuesto, incluso los ateos pueden tener un nivel espiritual más alto aunque no crean en Dios. Algunas veces los ateos comienzan la práctica espiritual tarde en sus vidas, lo cual se debe al destino.

5.3 Nivel espiritual y compatibilidad

Como hemos visto anteriormente, una diferencia en el nivel espiritual puede influir radicalmente en la perspectiva de dos personas sobre la vida. Por lo tanto, la compatibilidad se reduce a medida que la brecha del nivel espiritual aumenta entre dos personas. Este factor representa un 5% de la incompatibilidad entre dos personas.

Incluso si dos personas están al mismo nivel espiritual, las diferencias relacionadas con su deseo de crecer espiritualmente podrían causar incompatibilidad.

Otra razón para la incompatibilidad entre dos aspirantes espirituales es cuando un aspirante se centra en la práctica espiritual individual mientras que el otro hace su práctica por el bien de la sociedad. Esto puede contribuir hasta un 8% de la incompatibilidad entre dos personas que son aspirantes de Dios.

Por favor consulte el artículo sobre los “Factores que afectan a la compatibilidad

5.4 Nivel espiritual y acceso al poder en el universo

A medida que crecemos espiritualmente, conseguimos acceso a mayores niveles de poder en el universo. Para poner las cosas en perspectiva, la lista que sigue a continuación se considera en el más bajo nivel de poder, es decir, el poder físico. La mayoría de la gente en el mundo gasta toda su vida intentando obtener algún aspecto de este poder.

  • Medicinas para curar una enfermedad – por ejemplo, antibióticos para matar gérmenes
  • Un arma física utilizada para matar
  • Poder financiero
  • Poder político

Por ejemplo, la sorprendente subida al poder de Adolf Hitler fue orquestada por un poderoso brujo de las regiones inferiores del inferno (patal), que poseyó a Hitler durante sus años en el poder y lo hizo invencible contra cualquier poder físico. Las personas que realmente detuvieron a Hitler (es decir, al brujo que poseía a Hitler) fueron dos Santos en La India, Santo Mataji y Yogi Arvind (Sri Aurobindo), mediante su fuerza espiritual. (Ref: lightworks.com 2006, gurusoftware.com 2006, lightendlesslight.org 2006

Presione en el siguiente enlace para leer el artículo completo sobre la – Jerarquía de poder en el universo’.

5.5 Nivel espiritual como protección contra los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.)

La única forma segura y sostenible de aislarnos de los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) es crecer espiritualmente. Al nivel espiritual de 20-30%, somos muy vulnerables a un ataque de cualquier tipo de fantasmas. A este nivel, cualquier fantasma puede poseernos según sus deseos pues no estamos en posición de beneficiarnos de la protección de Dios.

Presione en el siguiente enlace para leer el artículo completo – ¿Cuánto protege el nivel espiritual contra los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.)?

5.6 Nivel espiritual de una persona con discapacidad mental

El nivel espiritual de una persona con discapacidad mental es de 19% en comparación con la mayoría de los humanos, que tienen un nivel espiritual de 20%. La razón es que la persona con discapacidad mental carece de intelecto. El intelecto es una función del componente básico sutil sattva que mejora nuestro nivel espiritual. Por lo tanto su nivel espiritual es menor que el de una persona promedio.

6. Desglose de la población mundial en los tiempos actuales según el nivel  espiritual

Hemos utilizado metodología de investigación espiritual para proporcionar un desglose de la población mundial en el año 2013 según el nivel espiritual basado en 7.1 billones de personas.

Nivel espiritual de la población mundial

La gráfica de arriba muestra que la mayoría de la población actual está a un nivel espiritual de 20%. El presente estado del mundo (que está lleno de desastres naturales, guerras, adicciones a drogas, falta de armonía conyugal y violencia social) se debe principalmente a que la mayoría de la población y sus líderes están a un bajo nivel espiritual. Consecuentemente, este estado en el que el mundo está, sólo puede ser corregido si el nivel promedio espiritual de la humanidad aumenta. Esto puede ocurrir solamente si la gente realiza práctica espiritual regular.