¿Nos encontramos con nuestros familiares muertos después de la muerte?

1. Introducción

Prácticamente todos nos hemos preguntado alguna vez si podemos encontrarnos con nuestros familiares y seres queridos muertos cuando dejamos esta tierra a la hora de nuestra muerte. El propósito de este artículo consiste en explicar los factores y principios que determinan con quién nos podemos encontrar en el más allá y con quién no.

2. ¿Dónde vamos después de la muerte?

Por favor, consulte nuestro artículo ¿Dónde vamos después de la muerte?

Earth and the 13 subtle regions

Como se puede ver, hay 13 regiones sutiles e intangibles donde podemos ir después de la muerte. En la era actual, sólo un 5% de nosotros aproximadamente, alcanzará las regiones positivas del Cielo (Swarga), el Mahaloka (Mahāloka) y planos más arriba. La razón es que uno necesita tener como mínimo un 50% de nivel espiritual samashṭi o 60% de nivel espiritual vyashṭi (que solamente un 5% de la población mundial tiene) para alcanzar la primera de las regiones positivas del universo, es decir el Cielo. Véase el desglose de la población mundial según el nivel espiritual.

Hay otra región que es muy importante mencionarla para poder comprender lo que nos ocurre después de la muerte. Inmediatamente después del fallecimiento, vamos a una región conocida como Martyaloka o “Región de los Muertos”. Este es un plano intermedio en el viaje donde uno permanece desde el momento de la muerte hasta llegar al lugar definitivo en uno de los 13 planos sutiles (intangibles) de existencia.

Por favor, consulte el artículo sobre la Región de los Muertos para mayor información.

3. Algunos principios que determinan con cuáles de nuestros familiares muertos podemos encontrarnos después de la muerte

  • En la misma región: : Los cuerpos sutiles de familiares muertos en la misma región se pueden encontrar con facilidad. Por ejemplo, dos cuerpos sutiles de familiares en la región de las Tinieblas (Bhuvaloka) se pueden encontrar.
  • Desde regiones sutiles a más sutiles : Para una persona en un plano sutil (intangible) no es posible encontrarse con una persona en un plano de existencia aún más sutil (intangible). Después del plano terrenal, la región de las Tinieblas es la más tangible. Un cuerpo sutil en uno de los planos de la región de las Tinieblas no puede encontrarse con un cuerpo sutil en el Cielo o en la primera región del Infierno (Pātāl).
  • Desde regiones sutiles a regiones más tangibles:Un cuerpo sutil proveniente de un plano más sutil de existencia puede ir a un plano más tangible (menos sutil) de existencia. Por ejemplo un cuerpo sutil de la 3ª región del Infierno puede ir a ver temporalmente a una persona en la 1ª región infernal. Visitas de este tipo duran habitualmente el tiempo requerido y dependen también de la fuerza espiritual del cuerpo sutil del visitante.
  • Regiones sutiles más altas:
    • Los cuerpos sutiles en las más altas regiones sutiles y positivas del Mahāloka están espiritualmente tan avanzados que carecen de deseos, incluido el deseo de ver a miembros de su familia. El principal propósito de su existencia es el crecimiento espiritual.
    • Los cuerpos sutiles en el Cielo experimentan una inmensa felicidad y están normalmente cautivados por los placeres que se experimentan en el Cielo. En consecuencia, simplemente no tienen ningún deseo de encontrarse con familiares.
  • Visitar la Región de los Muertos: Los cuerpos sutiles de cualquier región sutil pueden visitar a los cuerpos sutiles en la Región de los Muertos o en la región de la Tierra.
  • Un fantasma de las bajas regiones del infierno con un elevado poder espiritual puede entrar en regiones positivas altas tales como el Cielo para alterar la paz.

4. ¿Cómo podemos reconocer a nuestros familiares y seres queridos muertos cuando fallecemos?

4.1 ¿Qué forma adquirimos después de morir?

Una vez en la Región de los Muertos, el cuerpo sutil empieza a dejar de identificarse con su anterior vida en la Tierra. Al momento de cruzar la Región de los Muertos (Martyaloka), llegando a una de las principales regiones sutiles tales como la región de las Tinieblas, el cuerpo adquiere una forma amorfa.

Cuando las personas tienen un fuerte lazo con su vida terrenal y con sus familiares, no son capaces de dejar atrás la Región de los Muertos para seguir adelante. Allí siguen teniendo una forma parecida a su forma anterior. Esta forma es creada por la “energía del deseo”. Los cuerpos sutiles pueden quedarse atrapados durante muchos años en la Región de los Muertos dando vueltas alrededor de su anterior hogar. Debido a esto, aquellos que poseen un sexto sentido pueden sentir o ver su presencia.

4.2 Los mecanismos para el encuentro

  • Cuando entramos en la misma región:Cuando el cuerpo sutil de un familiar muerto tiene el intenso deseo de encontrarse con un familiar o amigo fallecido, la energía de este pensamiento crea una materialización sutil (intangible). Al mismo tiempo, el familiar que recién ha fallecido y que ha entrado en esta región, se ve atraído hacia el cuerpo sutil de este ancestro específicamente, debido a las frecuencias del deseo que emanan de su cuerpo sutil. El descendiente recién fallecido reconoce entonces a su ancestro debido a la forma adquirida por su cuerpo sutil que le resulta familiar.
  • A la hora de morir: Generalmente existen similitudes hereditarias en cuanto a los niveles de los componentes sutiles básicos Sattva, Raja y Tama entre los miembros de la misma familia. Los cuerpos sutiles de familiares muertos que residen en la Región de los Muertos y en la región de las Tinieblas pueden entonces, debido a su gran sensibilidad, percibir los cambios que se están produciendo en la persona que se está muriendo. Entonces son atraídos hacia el sonido de las energías subvitales emitidas y a los gases excretorios descargados por el cadáver. De esta manera, entran en el entorno de la Tierra y se acercan a la persona que se está muriendo. Por eso en la agonía muchas personas tienen visiones de sus ancestros fallecidos. Si la persona recientemente muerta desea intensamente encontrarse con su familiar fallecido, o si este tiene un fuerte deseo de ver a la persona fallecida, el ancestro, a base de la fuerza de su intensa “energía del deseo”,adquiere entonces una forma que es como una aparición gaseosa. Así ayudan a la persona fallecida a identificarlo.

4.3 Riesgos relacionados con los encuentros

  • En algunos casos, fantasmas de un elevado nivel (demonios, diablos, energías negativas, etc.) p.ej. brujos, pueden adquirir la forma de familiares muertos y engañar a los cuerpos sutiles recién fallecidos. La mejor manera de evitar aquello consiste en hacer mucha práctica espiritual en la Tierra lo cual permite reconocer su forma ilusoria (māyāvi).
  • Aquellos familiares muertos que se encuentran en una de las regiones del Infierno, también pueden engañar a los cuerpos sutiles recién fallecidos.
  • El camino más seguro para no ser engañado después de la muerte, es  realizar práctica espiritual de manera regular según los seis principios básicos de la práctica espiritual para llegar a un nivel espiritual lo más alto posible. Cuanto más elevado es el nivel espiritual a la hora del deceso, menos posibilidad existe de ser engañado por fantasmas o ancestros procedentes de las regiones del Infierno. Además uno estará en condiciones de recibir más protección de Dios.

5. ¿Permanecemos junto con otros familiares muertos en el más allá una vez que los hemos identificado?

Los cuerpos sutiles de la misma familia generalmente permanecen juntos. Esto es porque hay muchas similitudes entre los familiares en comparación con otras personas.

6. ¿De qué manera nos comunicamos cuando nos encontramos con familiares y amigos después de la muerte?

El método de comunicación en el más allá no es el lenguaje por sonidos al que estamos acostumbrados en la Tierra. Son los pensamientos dentro del cuerpo mental los que son recibidos por los demás.

7. ¿Veremos a nuestros animales de compañía en el más allá?

La existencia de los animales de compañía y de otros animales termina cuando mueren. No se reencarnan. Por eso, de ninguna manera los encontraremos en el más allá. Si ocasionalmente alguien ve a animales de compañía, es otro caso de ilusiones creadas por brujos. También en este caso la práctica espiritual regular es una manera segura para no ser engañados.